La verdad sobre las plataformas vibratorias

Las plataformas vibratorias se han convertido en la panacea, claro, 10 minutos dos o tres veces a la semana y nos deshacemos de la celulitis, las grasas acumuladas, tonificamos el cuerpo, adelgazamos… y por supuesto, lo mejor de lo mejor, sin ningún esfuerzo.

Empecemos por el principio, el método de la plataforma consiste en  realizar oscilaciones muy rápidas que obligan a nuestro cuerpo a responder con contracciones musculares completamente involuntarias. Es perfecto, ni siguiera tenemos que hacer ningún movimiento voluntario.

Existen tres tipos de máquinas perfectamente diferenciadas, las que hacen una vibración arriba-abajo, las basculantes y una nueva generación de plataformas que aúnan estos dos tipos de movimientos.

Las plataformas están completamente contraindicadas para personas con ciertas dolencias como trombosis, osteoporosis, dolores de cabeza, enfermedades cardiovaculares, problemas relacionados con la visión, problemas en las cuerdas vocales, uso de marcapasos, clavos, prótesis, epilepsia y tampoco deben hacer uso las mujeres embarazadas o durante la regla o las portadoras de un DIU.

Uf, después de eliminar todas estas opciones, tampoco debes utilizar la plataforma si te encuentras cansado o estresado… bueno pues suponiendo que seas David el Gnomo, que siempre está contento y no tiene achaques, pese a su avanzada edad, puedes hacer uso de una de estas plataformas. Yo desde luego no encontraría el día…

En fin, usas la plataforma pero en sesiones cortísimas de segundos nada más, no puedes saltarte ni un segundo de más (en realidad nadie explica el motivo de tamaña exactitud en el uso, pero intuyo que te autodestruyes o algo así).

Ahora en serio, las plataformas suponen una fórmula nueva de masaje para nuestros músculos. Con la continua contracción y descontracción de nuestra masa muscular se consiguen resultados de manera rápida y cómoda pero a cambio el sufrimiento de huesos y sobre todo de articulaciones es tremendo. Lo que nos lleva a entender que este tipo de ejercicio, como la mayoría, deben estar sometidos a un control muy riguroso pero nos aportan resultados muy interesantes.

PlataformaVibratoria

Plataforma vibratoria. Fotografía de ModusAndGlam

En realidad no son la panacea, los músculos que son capaces de poner a trabajar son solo algunos y nada va a sustituir nuestro deporte diario acompañado de una saludable dieta para conseguir los mejores y más saludables resultados, pero las plataformas vibratorias unidas a otras muchas nuevas maquinarias que pueblan nuestros gimnasios cada vez más variopintos, son opciones muy interesantes sobre todo para no aburrirnos y olvidar el gimnasio.

Creo que las plataformas, igual que todas estas nuevas fórmulas de aeróbicos que cada día nos sorprenden son perfectas para remover nuestro interés en asistir al gimnasio, si siguiéramos viviendo del clásico aerobic, ya habríamos cambiado todos el gimnasio por el macramé hace mucho tiempo.

Anuncios

Acerca de anagaliano

Apasionada por sentirme bien, por dentro y por fuera
Esta entrada fue publicada en Belleza, El Mundo: curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s