¿Qué significa SPA?

La explicación de la palabra SPA no tiene un origen muy claro, algunos opinan que se trata del acrónimo de las palabras latinas “Salutem Per Aquam” (salud a través del agua), otros opinan que en realidad el nombre viene del pueblo belga Spa conocido por las propiedades curativas de sus aguas desde la época romana, sea como sea, la explicación de que hayamos adoptado esta palabra como parte frecuente de nuestro vocabulario tiene fácil explicación.

spa_6

Agua en el SPA del Hotel Nixe Palace de Palma de Mallorca

El agua purifica, limpia, renueva… con el agua renacemos. Los primeros momentos de nuestra vida los pasamos sumergidos en agua y es sorprendente ver la reacción de un bebé cuando tiene oportunidad de volver al medio. ¿Has tenido la oportunidad de verlo? Cuando un bebé nace, tiene la capacidad de cerrar el conducto respiratorio de la nariz aisladamente que el de la boca. Es decir, un bebé puede beberse un biberón completo sin necesidad de parar para respirar, si tienes oportunidad de comprobarlo, hazlo, es muy interesante. Esta capacidad se pierde aproximadamente a los tres meses de edad. ¿Y sabes cuál es el motivo de que ocurra? Pues precisamente es su medio de defensa para no encharcar los pulmones cuando se encuentra sumergido en la placenta, durante todo el embarazo.

Nacemos con esa capacidad pero la perdemos muy rápido. Si un bebé menor de tres meses se sumerge en agua, su instinto volverá a cerrar su conducto respiratorio y no existirá riesgo de que se ahogue, se convertirá en un ser acuático. Es su medio natural. Es nuestro medio natural durante los primeros meses de vida, pero perdemos esta unión con el agua por cuestiones sociales. Nos desvinculamos del agua poco a poco, pero cuando tenemos oportunidad de disfrutar de ella, tenemos nuevamente la sensación de retornar a nuestros orígenes.

¿A cuanta gente conocemos a la que le encanta el olor a lluvia? ¿Cuántos de nosotros nos deleitamos mirando caer la lluvia a través de un cristal? ¿Cuántos entendemos alejarnos del stress como meternos en una piscina de chorros y dejar que el agua nos resbale desde la frente?

Los árabes entendieron a la perfección nuestra comunión con el agua, aunque posiblemente el motivo de su amor por el agua en todas sus formas y en cualquier lugar muchos la entiendan como el contrapunto a la tierra árida y desértica donde tienen su hogar. Los árabes disfrutan simplemente con el sonido del agua, esto es algo que hemos adoptado hace relativamente poco pero el agua también tiene un efecto mágico aunque solo la disfrutemos con nuestros oídos.

Los árabes tienen fórmulas especiales para disfrutar del agua, sus baños son excepcionales, los baños de vapor con masaje exfoliante o las piscinas de agua a diferente temperatura que te ponen los poros a un tamaño imposible y la tensión por los suelos porque es imposible conseguir una fórmula de relajación mayor. Y si tras las inmersiones podemos disfrutar de un té moruno preparado al estilo árabe, ya no encontraremos la forma para abandonar el lugar…

Los árabes veneran el agua, tratan sus beneficios como una generosa donación que nos hace la naturaleza.

Disfrutemos del agua en todas sus formas y de todas las maneras que podamos porque eso nos acerca a la naturaleza y a nuestro origen, nos pone en comunión con el medio ambiente y eso nos embellece, nos relaja y nos aleja del estrés.

Pero, hablando de agua, ¿sabes que existe una rarísima enfermedad llamada “urticaria acuagénica”? Se trata de alergia al agua. Personas que no pueden tener contacto exterior con agua, es decir si su piel entra en contacto con ella, reacciona con unas ronchas rojas muy antiestéticas y picantes que tardan horas en desaparecer. Se trata de una de las alergias más duras de sobrellevar y que no tiene cura. Ah, por cierto, es una alergia con la que no se nace, es decir se adquiere con los años, por lo que en previsión de que nos pueda pasar en cualquier momento, disfrutemos del agua todo lo que podamos que nunca se sabe si cada baño puede ser el último.

Anuncios

Acerca de anagaliano

Apasionada por sentirme bien, por dentro y por fuera
Esta entrada fue publicada en Belleza, El Mundo: curiosidades, Salud interior y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s